lunes, 19 de agosto de 2013

Entrando en el blanco y negro


Prefiero el color en todo, pero un poco de tono melancólico, alguna vez, nunca está de más.

1 comentario:

andré de ártabro dijo...

La melancolía , a veces impregna ¡Cómo la lluvia!
Un abrazo